PARIPURNA NAVASANA

PARIPURNA lleno, completo

NAU barca

ALINEACIÓN

  • Siéntate en Dandasana. Revisa todas sus acciones.

  • Exhalando sube las piernas a unos 60º y desciende el tronco unos 30º.

  • Eleva los brazos al nivel de los hombros, estirados hacia las piernas.

  • Las palmas de las manos se miran.

  • Equilíbrate sobre los isquiones.

  • Estira las piernas hacia los pies.

  • Estira el tronco hacia la cabeza. Eleva la parte inferior de la espalda. Sacro dentro y arriba.

  • Eleva el pecho. Mantén los costados paralelos.

  • Lleva la mirada hacia los pies.

  • El abdomen sin tensar.

  • Respiración en calma.

  • Vuelve a Dandasana.

CORRECCIONES

  • Un compañero puede ayudarte a llevar los omóplatos hacia el interior de tu espalda y a levantar el esternón, colocando sus manos suavemente sobre tu pecho y espalda y realizar un movimiento ascendente

BENEFICIOS

BENEFICIOS

  • Fortalece el abdomen, flexores de la cadera y la columna vertebral

  • Estimula los riñones, intestinos, glándulas tiroides y de la próstata.

  • Ayuda a aliviar el estrés.

  • Mejora la digestión y alivia el estreñimiento. La postura tiene un efecto benéfico sobre el aparato digestivo, particularmente sobre los intestinos, favoreciendo la evacuación y tonificando los riñones. Ayuda a eliminar parásitos estomacales e intestinales y mejora el funcionamiento digestivo al estimular el movimiento peristáltico intestinal.

  • Tonifica los músculos abdominales, tórax, hombros, cuello y cara anterior de los muslos.

  • Ayuda a desarrollar el equilibrio.

  • Reduce la adiposidad.

  • Favorece a la concentración.

  • Es útil para las personas tensas y nerviosas, pues produce una relajación inmediata.

ADAPTACIONES Y PRECAUCIONES

  • EMBARAZO /MENSTRUACIÓN: No se trabaja.

  • PRINCIPIANTE: comienza con las manos apoyadas en el suelo y/o flexiona las rodillas.

  • COLUMNA / FALTA DE TONO / PRINCIPIANTE / TENSIÓN ALTA: manos en el suelo y rodillas flexionadas. Pies a pared
     

  • A menudo es difícil enderezar las piernas levantadas. Dobla las rodillas, pasa una correa alrededor de la planta de los pies y toma firmemente sus extremos con las manos. Inhala, inclina el torso hacia atrás, luego exhala, levanta y estira tus piernas. Ajusta la correa para mantenerla tensa y presiona los pies firmemente contra la correa

Formación Profesores Yoga Madrid Las Palmas

© Asociación Española de Hatha Yoga