SHAVASANA 

SAVA cadáver

ALINEACIÓN

ENTRAR
 

 

  • En Dandasana ve hacia atrás y apoyate sobre los codos. Verifica que las piernas y el tronco están centrados.
  • Túmbate boca arriba.
     

 

CABEZA Y CUELLO
 

  • Coloca una manta bajo la cabeza y el cuello.
  • Alinea la cabeza y el cuello con tu centro.

  • Coloca la barbilla neutra.

  • Garganta relajada.
     

ESPALDA
 

  • Hombros lejos de las orejas.

  • Recoge homóplatos y parte posterior de las costillas para abrir el pecho.

  • Flexiona las rodillas ligeramente y "peina" la zona lumbar hacia los talones, relajando y estirando la zona lumbar, alejando las nalgas del sacro.

  • Vuelve a estirar las piernas.


BRAZOS
 

  • Gira las palmas de las manos hacia arriba. 

  • Estira manos y brazos, luego suéltalos.

  • Separa los brazos ligeramente del tronco.

  • Los dedos de las manos se pliegan de forma natural.


PIERNAS
 

  • Estira pies y piernas, luego suéltalos, dejándolos caer hacia los lados por su propio peso.

BENEFICIOS

BENEFICIOS

  • Relaja totalmente conectando el sistema nervioso parasimpático.

  • Calma el cerebro y ayuda a aliviar el estrés

  • Relaja el cuerpo

  • Reduce el dolor de cabeza, la fatiga y el insomnio

  • Ayuda a reducir la presión arterial

CORRECCIONES

  • Levanta ambas piernas sujetas por los talones, a unos centímetros del suelo, estiralas, sacúdelas con suavidad y vuelve a dejarlas en el suelo.

  • Presiona ligeramente los pies/tobillos hacia los lados.

  • Presiona ligeramente las pantorillas y muslos.

  • Lleva las crestas iliacas en dirección a la cara, para neutralizar la curva lumbar (cuidado de presionar el vientre o zonas íntimas).

  • Gira las manos hacia el techo.

  • Presiona suavemente la palma de la mano, el antebrazo y el brazo superior.

  • Colócate detrás de la cabeza del alumno y presiona suavemente los hombros hacia el suelo y lejos de las orejas.

  • Coloca tu manos en forma de cuenco debajo del cráneo, y estira suavemente el cuello, neutralizando la forma del cuello y cabeza.

ADAPTACIONES Y PRECAUCIONES

  • LUMBARES: Si molestan la espalda baja en Shavasana, podemos colocar un soporte bajo las corvas (tirando hacia los gemelos). Cuanto más fuerte sea la molestia, más alto el soporte, pudiendo llegar a ser una silla, sobre la que descansan las pantorillas y pies. Asegúrate que los talones siempre estén sostenidos.

  • EMBARAZO: no deben tumbarse boca-arriba, ni hacer asanas en esta postura. Podemos por lo tanto elevar el tronco sobre soporte, o colocar soportes para que se tumben de lado. Podemos añadir mantas escalonadas en Shavasana II.

  • CUELLO: siempre colocar una manta que sostenga cuello y cabeza, en línea con la columna.

Formación Profesores Yoga Madrid Las Palmas

© Asociación Española de Hatha Yoga